jueves, 28 de agosto de 2008

Tarde de Agosto en la Universidad

Esta tarde volvía a casa dando un paseo por los solitarios jardines de la universidad. Cielo despejado, semeje de bosque umbrío y fuente que liberaba sus diamantes para el solo deleite de mis ojos. Y en mis oídos la celeste música de Kitaro, "Song for Peace", que me ha hecho recordar el otoño en medio de las cabañuelas de agosto. Las hojas delos plátanos de sombra empiezan a estar coronadas con un halo de ceniza y el envés de las de los álamos dejan entrever estremecimientos de plata con la brisa de Poniente. El otoño se aproxima, la época de júbilo para esta soledad mía. Pronto la tierra estará pesada de frutos, como lo están las huertas de Aldea.

Y me ha parecido ver la figura de un estudiante aldeano que era alto de cuerpo y espíritu. Había que inclinar mucho el cuello para verle desde abajo. Ahora está en el cielo, y para verle no tengo más que cerrar los ojos. Era muy joven cuando se fue. Pero no, no se ha ido... Hasta los árboles le recuerdan, y la fuente conserva destellos de la que fue su mirada. ¿Por qué, te digo a Ti, Dios mío, permites mi permanencia en este mundo y dejaste que él se fuera? Das pan a quien está saciado y vida a quien está cansado de ella. Tus designios son auténticamente misteriosos. Y sigo contigo porque el mundo ya no quiere saber de Ti como antaño no quiso saber tampoco de mí, y porque te quiero después de toda una vida juntos. Nunca entenderé por qué te llevaste al muchacho contigo, pero ahora sé que tienes otro ángel en el cielo, muy alto por cierto. ¡Ojalá sus padres y su hermano pudieran entender lo que a mí mismo me cuesta entender!

Déjame seguir amándote. Mira por mi pueblo; mira por todo el mundo.

El jardinero de las nubes.
http://eljardinerodelasnubes.blogspot.com/

6 comentarios:

lagentealdeana dijo...

Ha sido un placer publicar este artículo que nos ha enviado El jardinero de las nubes que habla de un gran amigo que, por desgracia, perdimos hace unos años..

Insistimos en animar a todo aquel que le apetezca a participar en este blog..

Carlos dijo...

Muy buen recuerdo de un gran aldeano.

Gracias Jardinero por deleitarnos con estos comentarios fuera de lo común y de nuestras palabras.

Jardinero de las nubes dijo...

Gracias a vosotros.

En mis tiempos y en mi entorno, solían ver a la juventud como algo incompleto y todos los que ya no eran jóvenes se las iban dando de maestros y de entendidos en todo.

Ha sido un error que Aldea no aprovechara entonces el potencial de sus jóvenes.

Los jóvenes que ahora representais han rescatado tradiciones perdidas, han ensalzado su tierra, sus patrones y han facilitado la publicación que nunca tuvo antes el pueblo.

En este pueblo ha habido mucho gusto por ser más que nadie, por mirar por encima del hombro y ha sido un error.

A este pueblo le hace falta con urgencia la rebeldía de la juventud, porque la juventud es fuente de milagros.

Hemos de aprender a no crecer demasiado; sólo así Aldea saldrá a flote. No permitais que os digan que este blog es puro sentimentalismo. Os digo que su creación ha sido uno de los mayores hitos en la historia de Aldea, porque lo vais a ver convertido en un campo muy fecundo. Y yo, dentro de mis limitaciones y defectos, trataré de echaros una mano.

Mi profunda gratitud.
El jardinero de las nubes.

Carlos dijo...

Muchas gracias "Jardinero", te agradezco que nos sigas y acompañes en esta andanza que creo que no hay que desperdiciar pues puede ser positivo y enriquecedor.

Todos los que visitamos este blog es porque Aldea de una forma u otra nos apasiona y por tanto, nos interesamos del pasado de ella y del futuro.

Figaro dijo...

Ya sabes amigo Jardinero que siempre me han gustado tus escritos sean los que seas. Enorabuena Gentealdeana por el colaborador que habeís conseguido, no os va defraudar.

lpardomolina dijo...

esto es una prueba

 

©2009 La Gente Aldeana | by TNB